“No me sé en si / Ez naizen hortan”. Leire Urbeltz

cartelweb

Fechas:
Del 15 de noviembre al 18 de diciembre de 2013

Lugar::
Canvas galería de Arte

Horario:
De lunes a viernes de 11 a 14 y de 17.30 a 20.30 h.
Sábados de 11 a 14 h.

NADIE SE SABE EN SI
El título que Leire Urbeltz ha elegido para reunir este conjunto de ilustraciones y esculturas “No me se en sí” nos remite a una pregunta epistemológica fundamental para la filosofía: ¿Que podemos saber?. Kant llegaba a una conclusión para responderla, que sólo podemos saber algo sobre las manifestaciones externas de las cosas, pero nunca conoceremos la cosa en sí. Al asumir esta cuestión como título de su exposición y hacerla suya en forma introspectiva Leire Urbeltz nos está hablando de la identidad y de la relación de la artista con su obra. Afirma que no se sabe en sí, que por lo tanto el único medio de conocerse es a través de las propias obras, manifestaciones externas de lo que se es en sí. Y para esta tarea de conocimiento nos presenta una serie de ilustraciones dispuestas a traspasar todo límite que se les suponga. Nos encontramos con ilustraciones, todas ellas, que se han independizado del libro y de la narratividad textual, como la serie El camino de los vientos, que desde su portada se presenta como un no-relato, y afirma que están acompañadas de un poema, subvirtiendo la tradicional relación jerárquica entre texto ilustración. También vemos piezas como Nobody knows, Folk tales y otras en las que la ilustración se ha sobredimensionado hasta crecer no solo más allá de los formatos en los que se presenta habitualmente, sino que trascienden los límites de las propias estructuras metálicas que las sustentan. Y siguiendo este camino llegamos a Aukeratzeko momentua amestu, que se burla del formato rectangular y de la bidimensionalidad presentándose en forma de estrella en tensión, exento del apoyo de una pared. Terminamos este comentario haciendo mención a unas esculturas cuya función es acompañar a las ilustraciones, a la manera que los dibujos suelen acompañar los textos, desplazando los significados hacia una reivindicación del dibujo como protagonista.
Iker Andrés

EZ NAIZEN HORTAN
Leire Urbeltzek ilustrazio eta eskultura bilduma honentzako hautatu duen izenburuak filosofian oinarrizkoa den galdera epistemologikoa du oinarri. Zer jakiten ahal dugu? Kantentzako zerbait jakiteko modua gauzen adierazpidea ikustea da. Alegia, ez dela gauzak bere hortan ezagutzeko modurik. Hausnarketa hau erakusketaren izenburu hartuta, bere eginda, Leire Urbeltzek, artistak, bere lana eta nortasunaren arteko elkarrizketa agertzen du. Bere burua, ez den hortan aitortzen du. Bere lanean, bere izaera ulertzeko, modu bakarra aurkituta. Den horren adierazpen. Eta barne ezagutzaren bidean aurrez ezarritako edozein muga gainditu nahi duten hainbat ilustrazio agertu ditu. Ilustrazioak, liburutik eta narrazioaren haritik askatuta. “Haizeen bidea”, seriea , portadatik hasita ez-kontakizun bezala aurkezten digu. Poema batek lagun ditzakela onartuta. Testua eta ilustrazioaren arteko menpekotasun lotura irauli du. Nobody Knows, Folk tales eta beste hainbatetan, ilustrazioa, ohiko diren formatuetatik haratago hazi da, euskarri duituen oinarri metalikoez harata. Eta bide honi jarraiki, Aukerazko momentua amestu-ra ailegatuta, onarri laukizuzen eta dimentsio bikoei trufa egiten die. Paretara itsatsi gabeko, izar itxura hartuta. Iruzkin hau ilustrazioak laguntzen dituzten eskulturak aipatuta akituko dugu. Testuek lagun dituzten marrazkiek bezala, protagonismoa ebatsi nahi baitiete hitzei esan nahi dena adierazterakoan.
Itzulpena: Xabier Carrillo

RESEÑA
CANVAS muestra estos días, en lo que es una demostración de buen hacer expositivo digno de todo elogio, un conjunto de obra de la joven ilustradora Leire Urbeltz lleno de delicadeza e interés, que culmina en un tríptico homenaje al Jardín de las Delicias, del Bosco.
Leire, siguiendo un camino personal ajeno a la narrativa habitual, en el que la fantasía, unida a la calidad de su trabajo como dibujante e ilustradora, termina captando la atención del visitante, haciéndole soñar con un mundo lleno de guiños crípticos que, de manos del humor, le hacen adentrarse en la fabulación.
Salvador Martín Cruz.